Aula de Astronomía de Durango

 
 

Materiales complementarios

 
 

El fin del mundo vendrá del cielo

La mayor parte de la vida en la Tierra será destruída por el asteroide Apophis, si antes alguien no lo remedia, el 13 de abril de no se sabe qué año y que aunque caerá en el hemisferio Sur nos afectará a todos-as.

Y lo que quede o resurja no sobrevivirá a un cataclismo aún mayor que ocurrirá cuando dentro de miles o millones de años, un 20 de enero, el enorme asteroide Eros impacte en el hemisferio norte.

Mucho se ha escrito y se han hecho películas sobre el choque de asteroides contra la Tierra. Ya ha pasado muchas veces y aunque la probabilidad de que ocurra el día en estás leyendo esto es pequeñísima, sin duda ocurrirá nuevamente.

Lo que puede parecer sorprendente es que cada asteroide peligroso tiene fijada la fecha del impacto en cuanto al día y mes, pero no el año. Y la razón es puramente geométrica y muy fácil de entender con la maqueta tridimensional que se expone en el DAI y que de manera indicativa se expresa en este gráfico:

En el gráfico aparecen dibujadas en perspectiva las órbitas de la Tierra y las de dos asteroides. El tramo intermitente representa la parte de la órbita situada por debajo de la orbita terrestre. Solo puede haber colisión en los puntos límite entre el tramo continuo e intermitente que están marcadas con *.

Aunque dos órbitas dibujadas en un plano puede parecer que se cortan en dos puntos, considerando la situación espacial en 3 dimensiones de la órbita de la Tierra y de un asteroide en casi todos los casos estarán entrelazadas pero realmente no se cruzarán, como ocurre con el asteroide 1 que no es peligroso. 

Si las órbitas se cruzan en un punto, como en el caso del asteroide 2, será peligroso porque puede impactar, pero solo en ese punto. Como la Tierra está en cada punto concreto de su órbita en un día concreto, en la fecha correspondiente a ese punto ocurrirá el impacto. Por ejemplo si ese punto corresponde a la posición que ocupa la Tierra el 13 de Abril, como es el caso del asteroide Apophis, si este asteroide pasa por allí en otra fecha, la Tierra no estará. Pueden pasar cientos, miles o millones de años hasta que pase por ese punto el 13 de abril, pero entonces se encontrará con la Tierra y podrán chocar. El choque tampoco es seguro teniendo en cuenta el pequeño tamaño de los astros en relación a la distancia recorrida en un día; pero desde luego es imposible en cualquier otra fecha. 

Estas fechas corresponderían a la duración del año sidéreo. Como las estaciones, y por tanto nuestro año, varía ligeramente sobre la posición en la órbita, para intervalos grandes de tiempo hay que hacer correcciones. Según nuestro calendario cada siglo sería casi un día y medio más tarde. Por ejemplo si Apophis choca con la Tierra en el siglo XXIII lo hará el 16 de abril (2 siglos-3 días) y si lo hace en el siglo XXV será el 19 de abril.

De todos los asteroides que se acercan a la Tierra el más grande es Eros cuya órbita, afortunadamente, aún no se cruza con la de la Tierra; pero estas órbitas se modifican por interacciones gravitatorias de Venus o Marte. Cuando debido a ello la órbita de Eros se acerque más y llegue a cruzarse con la de la Tierra, posiblemente solo será cuestión de tiempo hasta que un 20 de enero (corregida la precesión) destruya totalmente la vida en nuestro planeta.

 

 
  Volver a la página anterior