Aula de Astronomía de Durango

 

 
 

Materiales complementarios

 
 

Una estrella muy especial para tí

Si miramos al cielo en una noche despejada veremos muchas estrellas, pero no las vemos en directo. No vemos la estrella actual, sino la de  hace unos años ya que su luz necesita un tiempo para recorrer la enorme distancias que la separa de nuestro planeta.

Como cada estrella está a diferente distancia, estamos viendo un cielo de múltiples momentos diferentes del pasado. Considerando esta circunstancia y eligiendo la estrella adecuada según nuestra edad, podremos ver en directo algo del año que nacimos.

 No es una foto ni una grabación. Es verlo directamente, como si usásemos una máquina del tiempo y retrocediésemos hasta ese momento.

Por ejemplo si tienes 25 años tu estrella es Vega, porque se encuentra a 25 años luz. Al mirar esa estrella en el cielo la verás como era hace 25 años, cuando naciste. Ese intervalo de tiempo es muy corto para la vida de una estrella y su aspecto no ha cambiado, pero piensa que están entrando en la pupila de tus ojos los fotones que salieron de allí cuando tú naciste, esas partículas de luz que han estado viajando por el universo justamente el mismo tiempo que tú has estado viviendo.

Esta es tu estrella ahora, pero a medida que vayas cumpliendo años tendrás que cambiar de estrella. Pero si quieres retener estos fotones que emprendieron su viaje a la vez que tú iniciaste tu viaje por la vida, puedes hacer una foto y los podrás guardar. Con 25 años haz una foto a la estrella Vega. Los fotones que salieron de allí cuando tú naciste entrarán en el objetivo de la cámara serán captados por su CCD y dejarán su marca. Esa marca, esa foto, la puedes guardar siempre porque esos fotones procedentes de Vega siempre serán los tuyos.

Para otras edades, busca una estrella aproximadamente a la distancia adecuada según tu edad e intenta verla en el cielo utilizando un planisferio o mapa celeste. Si no encuentras exactamente la tuya, busca una un poco más lejana y espera unos años.

Aquí aparecen algunos ejemplos de estrellas brillantes, fáciles de localizar en el cielo, con la indicación de su distancia

 

 
 

Foto de Vega (remarcada con un circulito) realizada en 2009. Ese punto de luz fue producido por los fotones que salieron de la estrella en 1984, 25 años antes. Para una persona nacida ese año, los de la foto seguirán siendo los suyos, aunque en 2014 ya haya cumplido 30 años.

Sirio, la estrella más brillante del cielo, cerca de la constelación de Orión. Su luz tarda 9 años en llegar a nuestros ojos. Si un niño de 9 años la observa en el cielo, verá la luz de esa estrella el año que él nació.

 
 

En la misma imagen que Vega aparecen otras dos brillantes estrellas formando un amplio triángulo (el triángulo del verano). Altair (en el círculo verde) es la adecuada para los jóvenes de 17 años, y Deneb (círculo azul) para los de 3200 años

Arturo, a 36 años luz. Esta es la estrella de una persona de 36 años que la esté mirando en el cielo, o como la foto se hizo en 2009 le servirá a alguien que tenga 40 años en 2013 o 50 años en 2023.

Fácil de localizar siguiendo la cola de la Osa mayor (a la dcha.)

 
 

 Polux (remarcada en rojo) a 34 años luz y Castor (en verde) a 51, ambas en Géminis

Capella , redondeada en azul a 42 años luz y Aldebarán la estrella más brillante de Tauro, marcada en verde, a 65 años luz

 

 
 

A 55 años luz está Caph, la segunda estrella más brillante de Casiopea, la constelación con forma de W.

Los menos jóvenes pueden encontrar su estrella en la Osa Mayor: Mizar redondeada en rojo a 78 años luz y Alkaid, en verde, a 100   

 
       
  Volver a la página anterior